Logo Linkgua

Libro de estilo

Nuestro Libro de estilo

Linkgua ha unificado en un Libro de estilo todos los textos de su catálogo para facilitar la lectura. El diseño se inspira en Die Neue Typographie, de Jan Tschichold, que ha marcado un hito en el diseño moderno.

Die Neue Typographie es un manifiesto tipográfico de las vanguardias del XX y pretende ofrecer la mayor claridad y simplificación para facilitar la lectura.

Los textos antiguos han sido editados teniendo en cuenta las ediciones más respetadas y de acuerdo al libro de estilo de Linkgua. Han sido modernizados según la norma actual, conservando los arcaísmos que influyen en la métrica.

Los nombres de los personajes han sido unificados y en lo posible actualizados;

los textos no tienen notas, ni aparato crítico (éste aparece en el Glosario de la literatura hispanoamericana, que publicará Red ediciones con su sello Linkgua).

Abreviaturas

Podemos distinguir entre abreviaturas comunes y abreviaturas de tratamiento.

1.1 Abreviaturas comunes

Son las que se forman a partir de una palabra cualquiera.

A la hora de formar una abreviatura se sigue el orden de las letras de la palabra que se quiera abreviar.

Para que una abreviatura tenga sentido, debe ahorrar al menos tres letras.

Todas las abreviaturas comunes acaban en punto.

Cuando una palabra que puede ser abreviada con una letra está en plural, se repite la letra; si son varios plurales abreviados así, se pone un punto entre ambos y un espacio. Ejemplo: EE. UU.

Antes de Cristo y después de Cristo se abrevian sólo si van seguidas de una cifra: a. C. y d. C. (separadas por un espacio).

1.2 Abreviaturas de tratamiento

Se escriben siempre con mayúscula. Por ejemplo:

A. alteza

AA. altezas

B. beato

D. don

Mr. míster

Sr. señor

En Linkgua se evita el uso de cualquier abreviatura de tratamiento.

1.3 Siglas

Palabras formadas con las iniciales de los sustantivos o adjetivos de un título o denominación. Ej. OTAN. Las siglas no tienen plural y no llevan puntos después de cada letra que las forma.

1.4 Símbolos

Letra o grupo de letras que representan una voz técnica o científica. Se escriben sin punto y puede ser mayúsculas o minúsculas. Ejemplo: m (metro), g (gramo), H (hidrógeno)…

Alfabetización

2.1 Sistema de alfabetización

El sistema de alfabetización de Linkgua es el conocido como continuo o en bloque. Consiste en alfabetizar todas las letras del sintagma o frase como si se tratara de una única palabra. Ejemplo:

área área

área de ayuda áreadeayuda

área deontológica áreadeontológica

área de referencia áreadereferencia

2.2 Dígrafos ch y ll

La alfabetización de los dígrafos sigue las normas del modelo conocido como universal, internacional o convencional. Es decir, los dígrafos no ocuparían un lugar propio, ya que, aunque representen un sonido, no son sino una combinación de dos letras. Ejemplo:

cervicales línea

China llave

circulación lumbares

2.3 Alfabetización de cifras

Las cifras se alfabetizarán en el lugar que le correspondería si se escribieran con letras. Por ejemplo, 1984 se alfabetizará como si fuera mil novecientos ochenta y cuatro, M-16 como M-dieciséis, etc.

2.4 Alfabetización de antropónimos

Con independencia del área idiomática, al alfabetizar antropónimos se usa el orden inverso, es decir, se coloca primero el apellido, después una coma y finalmente el nombre. Ejemplo:

Cela, Camilo José

2.5 Alfabetización de apellidos con conectivos

En español, portugués e italiano se posponen todos los conectivos. Ejemplo: Cervantes Saavedra, Miguel de.

En francés, se posponen las partículas nobiliarias. Ejemplo: Balzac, Honoré de; aunque se anteponen los artículos y contracciones La, Le, Du, etc. Ejemplo: Du Temple, Michel.

En inglés se anteponen las partículas De, De la, Mac, Mc, etc. Ejemplo: De Angelis, Vincent.

En alemán se pospone la partícula von. Ejemplo: Papen, Vernier von; y se anteponen las partículas Am, zum, Zur. Ejemplo: Zur Hausen, Harold.

En holandés, en cambio, se antepone la partícula Van (que, además, se escribe en mayúscula). Ejemplo: Van Gogh, Vincent.

2.6 Alfabetización de nombres de santos, beatos, títulos nobiliarios, etc.

Se alfabetizan por el nombre propio y se pospone el resto tras una coma.

Pedro, san

Escrivá de Balaguer, beato

Francisco de Asís, san

Irujo, marquesa de

Olivares, conde-duque de

2.7 Alfabetización de topónimos con artículo

Si el artículo forma parte de un nombre, se pospone. Ejemplo: Ángeles, Los.

Si el artículo no forma parte del topónimo, entonces se alfabetiza sólo el nombre. Ejemplo: la India.

Alfabetización de topónimos con adjetivo. Se antepone el adjetivo. Ejemplo: San Diego, Santo Domingo.

Mayúsculas y minúsculas

3.1 Mayúsculas

Se acentúan. En las palabras que empiezan por dígrafo y sólo se escribe con mayúscula la primera letra.

Al principo de un párrafo y después de un punto.

Después de puntos suspensivos, si lo que sigue es un enunciado completo, independiente del texto anterior.

Después de un cierre de interrogante o de exclamación, si no hay una coma, un punto y coma o dos puntos. Ejemplo:

¡Ya está bien! Te dije que cerraras la ventana.

¡Ya está bien!, te dije que cerraras la ventana.

Después de dos puntos, cuando es el encabezamiento de una carta.

Después de dos puntos, cuando se reproducen palabras textuales.

Nombres propios de personas, animales, lugares y accidentes geográficos.

Nombres de dinastías que derivan de un apellido.

En artículos que formen parte del nombre propio. Ejemplo:

La Habana, El Cairo, La Zarzuela, etc.

Nombres de constelaciones, estrellas, planetas, etc.

El Sol, la Luna y la Tierra; cuando se consideran estrictamente como astros. Si lo que se considera son los fenómenos sensibles derivados de ellos, se escribirán en minúscula. Ejemplo:

El Sol es una estrella mediana.

Tomar el sol es bueno para la circulación.

La Luna es el único satélite de la Tierra.

En las noches de luna llena nacen más niños que en el resto.

Esta es la tierra de nuestros antepasados.

La Tierra es el tercer planeta en orden de proximidad al Sol.

Se ponen en minúscula, de manera sistemática, todos los títulos nobiliarios y religiosos y cargos públicos. Así como los don, señor, mister, doña, usted, etc.

Los títulos de obras literarias, artísticas, etc. que aparecen en los originales en caja alta se cambian por cursiva.

Se evitan las cajas altas para los topónimos aunque era usual en las ediciones del siglo XIX.

Nombres de los signos del zodiaco. Cuando designa a los nacidos bajo ese signo van en minúsculas. Ejemplo: Acuario es una constelación que siempre me ha fascinado. Juan es acuario.

Los nombres de los puntos cardinales cuandos nos referimos a ellos explícitamente. Sin embargo, cuando el nombre hace referencia a la dirección señalada por esos puntos, va en minúscula. Ejemplo: La brújula señala el Norte y en el norte de la provincia suele llover más.

Sustantivos y adjetivos que componen el nombre de instituciones, entidades, organismos, partidos, etc.

Nombres que significan entidad o colectividad como organismo determinado eludiendo definiciones ideológicas. Ejemplo, el Estado (mientras que la monarquía va en minúsculas).

Se pueden usar nombres que en principio eran propios como comunes. Así, contrariamente en apariencia a lo que habíamos visto anteriormente: Juan está hecho un hércules.

Números

4.1 Cardinales

Se escriben con letra todos los dígitos del cero al cien; espacios de tiempo, edad, duración; las décadas; las cantidades inexactas o dudosas; cualquier número que figure en un verso en la boca de un personaje en un diálogo; enumeraciones de cartas de la baraja. Ejemplo: el dos de bastos; las horas en las obras literarias; números que forman parte del nombre de una calle; en cantidades largas se pueden sustituir los ceros de los millones por la palabra. Atención: no se sustituyen los ceros de los millares por la palabra mil.

Se escriben con cifras los horarios (de trenes, de entrada y salida del trabajo, de aperturas de oficinas); cantidades concretas superiores a cien; fechas (pero los años no llevan el punto indicativo de mil: Franco murió en 1976); números que expresan ediciones, párrafos, páginas, artículos, versículos, etc.; números en obras científicas y de estadística y cantidades de dinero.

4.2 Ordinales

Abreviación de ordinales: después de la cifra viene un punto y una ª o una º voladas.

4.3 Números romanos

Se usan en mayúscula para enumerar capítulos, libros, partes, volúmenes y tomos,

cuadros, tablas, láminas,

nombres de papas, reyes, etc.,

dinastías, concilios, congresos, olimpiadas,

Números de páginas de prólogos.

Alineación de números

En listas, notas, índices, apartados, etc., Linkgua alínea por la izquierda. Ejemplo:

9 II

10 III

11 IV

Se usa mayúscula también para los siglos, que siempre van en números romanos.

Tratamiento tipográfico

En ciertas ediciones del siglo XIX es común:

poner los topónimos en cursiva; utilizar cajas altas para nombres propios, instituciones y publicaciones; acentuar palabras que hoy se consideran monosilábicas (fué, vió…) o auténticos monosílabos (á, ó, ú); en general, posiblemente para facilitar el trabajo de los componedores tipográficos, se utilizan muchas abreviaturas, no siempre unificadas.

Las ediciones de Linkgua modernizan y aclaran estos criterios.

6.1 Los principales grupos fónicos modificados

Se regularizan las grafías i y j. Se suele respetar las asimilaciones de la –r del infinitivo a la –l pronombre (por ejemplo: miralle), pues influyen en la rima; se respeta también la separación o aglutinación de preposiciones y demostrativos, pronombre personal o artículo: de este, desta; dél, de el, etc.

Algunas de las transcripciones más utilizadas:

ch=c

ch=q

ct=t

ff=f

g=j

mm=nm

mp=n

nn=n

ph=f

q=c

rr=r

sc=c

ss=s

v=b

v, b=u

x=j

z, ç=c

En ocasiones se ha modificado la gramática cuando el género o el número no coinciden con los modernos

Se respetan los arcaísmos que no tienen aparente correlación con sus sinónimos actuales.

Se modernizan los arcaísmos latinos; la acentuación y la puntuación.

6.2 Los signos de puntuación

En las ediciones del siglo XIX parece común utilizar guiones para indicar punto y punto y coma y para indicar puntuación prosódica. Asimismo no se solían poner pares de guiones.

Los puntos suspensivos se indican con cantidades irregulares de puntos (por lo general más de cuatro). Este último tipo de cosas parece más propio de las ediciones de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

En el teatro del Siglo de Oro los paréntesis indican parlamentos pronunciados en voz baja o aparte, a modo de reflexión privada y en ocasiones las mayúsculas indican pausas.

En general el propósito de Linkgua es transcribir estos criterios a formas contemporáneas comprensibles a los lectores.

Las normas anteriores no se aplican automáticamente cuando se trata de poemas o formas literarias más personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.